Cultura

COMISIÓN SCA
ASUNTOS CULTURALES Y SOCIALES

PRESIDENTE:
Arq. Myriam Heredia

SECRETARIO:
Arq. Rita Comando

MIEMBROS:
Lucuix Mercedes
Rodriguez Gladys
Claus Liliana
Tucci Antonieta
Leveratto Alejandro
Primo Georgina
Della Vechia Victor
Maria Emilio

NOTICIA

Presentación del libro: Memorias. Havana 63



 

El 28 de mayo pasado, se presentó en nuestra Institución, el libro Havana 63, reflexiones y memorias sobre el “Primer Encuentro Internacional de Estudiantes y Profesores de Arquitectura”, realizado en La Habana, Cuba, en 1963, cuatro años después del triunfo de la Revolución Socialista. Dos días después de la finalización de este evento, se realizó en la misma ciudad el VII Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos, por primera vez en el continente americano.

El libro fue escrito por el arquitecto brasileño César Dorfman, participante de aquellas jornadas como estudiante. Junto al Arq. Dorfman se sumaron a los comentarios sobre aquel Encuentro, otrastres profesionales argentinas que habían asistido a aquel evento y que compartieron el viaje de ida y vuelta a Cuba, junto a 400 estudiantes del Cono Sur, a bordo del barco soviético Nadezhna Krupskaia. En aquellas jornadas de 1963 participaron por nuestro país, entre otros, los arquitectos Wladimiro Acosta, Juan Carlos López, Mario Soto, Roberto Segre.

A la convocatoria de la SCA concurrieron aproximadamente 30 personas, muy interesadas en conocer las circunstancias del viaje. Se habló del clima social y cultural que se vivía en ese momento, de los emprendimientos arquitectónicos que se estaban haciendo, como la construcción de viviendas, el plan “Habana del Este”, las “Escuelas de Arte”, la recuperación de espacio público en el Vedado con las instalaciones a lo largo de la Calle 23 (La Rampa) y el Pabellón Cuba, obra del Arq. Juan Campos y el Diseñador Enrique Fuentes, sede principal del Congreso. Respecto a la calidad de vida de los habitantes, un caso que se presentó como polémico fue la adopción de los “sistemas de prefabricación semi-pesada” para paliar el déficit de viviendas y la falta de insumos específicos, aunque vino a solucionar un enorme problema habitacional. Hubo posteriormente ejemplos de su utilización por fuera de los modelos rígidos y despersonalizados de la extensa primera época, que revaloraron el método.

En la reunión de la SCA se recordaron anécdotas sobre la participación y el contacto directo con los líderes revolucionarios,. El discurso de cierre del Encuentro de Estudiantes estuvo a cargo del Comandante Ernesto “Che” Guevara, refiriéndose al tema central, que era “la enseñanza de la arquitectura en los países en vías de desarrollo”. Por su parte, el Comandante Fidel Castro hizo lo propio en el cierre del Congreso de la UIA.

Entre los conceptos más importantes del discurso del Che, cabe destacar el de que “la técnica no es buena ni mala en sí misma, depende quien la use y el fin que busca….. pero siempre la técnica deberá estar al servicio de la libertad de los pueblos”. Estas palabras coincidieron con lo que era el pensamiento de los docentes mas progresista de la época.

El libro presentado, paso a integrar el acervo de la biblioteca de la SCA, como donación del Arq. Dorfman.

 

Se presentó en la SCA el libro Havana 63, del Arq. César Dorfman. La presentación estuvo a cargo del autor, Arq. Cesar Dorfman, brasileño, egresado de la Universidad Federal do Rio Grande do Sul, con extensa trayectoria profesional en arquitectura y planeamiento, docente, escritor y compositor musical y lo acompañaron los Arqs. Regina Mintz y Juan Molina y Vedia.

Se trata de las memorias de un viaje realizado en 1963 a La Habana, Cuba, a 4 años del triunfo de la Revolución Socialista, para asistir al I Encuentro Internacional de Profesores y Estudiantes de Arquitectura y VII Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos, UIA. La elección de Cuba para realizar esto último, fue un reconocimiento a la Revolución triunfante, y la primera vez que la UIA realizaba su habitual reunión internacional fuera de Europa. Para el traslado de los estudiantes y algunos pocos profesores del sur del continente, la URSS, colaboró con el envío de un barco, el Nadeshda Krupskaya, al puerto de Santos, Brasil.

Cesar Dorfman
Arquitecto egresado de la Universidad Federal do Rio Grande do Sul, Brasil, en 1964. En estos cincuenta años de carrera, obtuvo catorce premios en Concursos Nacionales de Anteproyectos, además de varias obras construidas y publicadas. De 1976 a 2010, trabajó como profesor de la UFRGS. Es Consejero Estadual por el Consejo Federal de Arquitectos. Compositor, con varios premios en concursos y numerosas canciones grabadas.

HAVANA 63
Coincidiendo con los 50 años de la realización del Encuentro, el Arq. Dorfman se propuso recuperar el historial del evento. Tras cuatro años de búsqueda de compañeros del viaje, de material gráfico, fotografías y toma de contacto con los colegas cubanos, más algunos reencuentros muy emotivos, el Arq. Dorfman pudo reconstruir, aunque sea parcialmente, una parte importante de esa experiencia.
Casi 400 pasajeros, entre profesores y estudiantes ocuparon la nave durante 26 días, entre el viaje de ida a Cuba y regreso al puerto de Recife y Santos, Brasil. El contingente estuvo integrado por brasileños, uruguayos, paraguayos, bolivianos, chilenos y argentinos, Nuestro recordado maestro el Arq. Wladimiro Acosta, fue uno de los animadores de la travesía y el único que podía dialogar con la tripulación en ruso, idioma que compartían, ya que él era ruso de nacimiento.
El recuerdo del viaje en barco, las reuniones y obvias discusiones, (algunas muy fuertes) de los viajeros estudiantes pertenecientes a distintas fracciones políticas y la critica que algunos ya hacían a la joven Revolución que todos ansiábamos conocer de cerca, continuaron también en la isla. Todo esto estuvo matizado por el clima de alegría, euforia y orgullo que los cubanos transmitían en todos los ámbitos de la vida cotidiana. La cercanía a los líderes máximos de la Revolución, Fidel Castro y el Che Guevara, asi como la participación en algunos eventos populares, produjeron entre los jóvenes visitantes un entusiasmo que perduró mucho tiempo en sus corazones y seguramente influyo en su quehacer profesional y su ideología. El discurso de cierre del Encuentro de Estudiantes, estuvo a cargo del Comandante Ernesto Guevara, quien a modo de conclusión afirmó que “la técnica se puede usar para domesticar a los pueblos y se puede poner al servicio de los pueblos para liberarlos, no es buena ni mala en sí misma”.
La experiencia vivida, única e inimaginable para cualquiera de sus participantes, simboliza las inquietudes y esperanzas de los jóvenes de entonces en el “nacimiento del hombre nuevo” poco antes de la instauración de las dictaduras que asolaron por décadas el Cono Sur.

Publicado: