Conferencias, Debates y Mesas Redondas: Propuesta de readecuación del borde costero de Buenos Aires

El jueves 18 de agosto se realizará en la SCA, en el marco de los avances del Modelo Territorial para la Ciudad de Buenos Aires, la presentación de Propuestas de readecuación del borde costero según el nuevo mapa territorial de la Ciudad de Buenos Aires.

ver más »

Varios: La casa Di Tella de Clorindo Testa. su Transformacion: Opiniones de los Socios SCA y Proyecto de Ley de Catalogacion

La identidad de una ciudad se resume, en gran medida, en el carácter que le dan sus edificios. Este carácter es adquirido no sólo por su trascendencia por uso y tradición, sino también por la historia de cada uno de los que van conformando su patrimonio tangible. En los últimos años ha comenzado a valorarse el patrimonio reciente, el de la segunda mitad del siglo XX. En tal sentido, la casa de la familia Di Tella en el barrio porteño de Belgrano, obra del arquitecto Clorindo Testa de 1968, es uno de los pocos referentes del Proyecto Moderno en la Argentina. Obras como esta pertenecen entonces a la comunidad toda, y se convierten en paradigmas de su época, en los que el valor colectivo está por encima del interés individual.

La SCA solicitó la opinión de sus socios sobre el tratamiento más adecuado para la Casa Di Tella, que enfrenta una adecuación como parte de un colegio. Las opiniones de los socios SCA.

1 - Para Ud, ¿es la casa Di Tella un ejemplo de arquitectura a preservar
como patrimonio de la Ciudad y del barrio de Belgrano?

Si
No
Por qué

Ha opinado en favor de su conservación el 80% de nuestros socios, por los siguientes motivos: porque es uno de los mejores exponentes modernos sobre la vivienda en Buenos Aires y debería ser un museo; porque es una obra única en el contexto de la Ciudad de Buenos Aire, porque es un elemento icónico que ha podido insertarse, mimetizándose por su propio carácter, y por ser un objeto característico de la arquitectura de fines del movimiento moderno y especialmente del arquitecto Testa.
El 10 % expresó que hubiese sido deseable protegerla, no preservar congelándola, y aplicarle medidas flexibles dentro de una protección ambiental que permitiera su reutilización para otros usos y no como ejemplo aislado sino mediante un estudio previo del área donde esta emplazada que incluya otros ejemplos digno de ser protegidos ,conformando una APH dentro de la cual las protecciones cobran mas sentido para proteger el barrio en su conjunto ,y no una obra aislada.
Otro 10 % opinó que no debería conservarse porque no es un ejemplo representativo de la obra de Testa como lo son otras obras no destinadas a viviendas, como el Banco de Londres.

2 - ¿Cuál debería ser la actitud de los arquitectos invitados a
participar del concurso para su transformación en edificio escolar?

Respeto absoluto
Respeto del carácter
Transformación formal de acuerdo con las necesidades funcionales
Otros (especifique)

El 60% se manifestó por el respeto absoluto, y la consulta al autor acerca de al intervención a realizar e invitación a participar del proyecto. Renuncia al concurso.
El 20% se inclinó por el respeto al carácter de la obra, aunque reconociendo que será difícil, sabiendo que el edificio mutara hacia necesidades
funcionales distintas a las planteadas en el proyecto original, aunque intentando que las nuevas necesidades funcionales no alteren su espacialidad ni materiales característicos.
El 20% consideró que ya, sin protección mediante, la actitud a adoptar por el proyectista quedará librada a la reflexión, sensibilidad y respeto que el participante le merezca, y de acuerdo con la nueva función.

3 - ¿Como se define un bien de valor patrimonial cuando se trata de
ejemplos de arquitectura de menos de 50 años de antigüedad?

Por ser íconos de su tiempo
Por su aporte al conjunto urbano
Por su propia historia
Por ser obra de autor
Otros (especifique)

Las opiniones valoraron más de una opción. Un 90% la definió como ícono de su tiempo, un 70% agregó su aporte al conjunto urbano, por su propia historia, y un 20% sumo su cualidad de obra de autor. El 10% valoró como fundamentales el consenso de los habitantes del barrio y de la ciudad; el proceso de catalogación debe superar varias instancias que permiten que se consensúen las obras a catalogar. La restricción al dominio de obras de arquitectura implica además de valores implícitos en el edificio, factores económicos que hagan viable las consecuencias de la restricción.

4 - ¿Cuál es, a su juicio, el límite para considerar a un bien de valor patrimonial cuando aún no se han convertido en clásicos, cuando no hay historia que los fije como elementos insustituibles por alguna causa?
Especifique

El 20% opinó que las instituciones como la SCA y las áreas de Patrimonio del GCBA deberían conformar un cuerpo para decidir al respecto.
El 80% expresó que los bienes deben considerarse de valor patrimonial cuando forman parte de lo que se considera la cultura de la región, cuando ayudan a entender la historia de la ciudad y etapas de la arquitectura más o menos próximas. No se consideró la antigüedad de un bien como único factor para definir su derecho a la conservación, sí su pertenencia a una época, su respeto hacia el entorno, sus valores arquitectónicos y ambientales, y la calidad de su autoría. Un criterio solo basado en la valoración de lo histórico, llevaría a la modificación de destacadas obras contemporáneas como el Guggenheim de Bilbao o edificios de Zaha Hadid. Existen edificios “antiguos” tanto como “modernos” con buena y mala arquitectura.
La casa Di Tella, con sus 40 años, sigue siendo un objeto atemporal y fuera de serie, eso lo hace insustituìble un buen ejemplo de obra de autor, en menor escala, similar al banco de Londres y a la Biblioteca Nacional.
El límite es el valor de la obra y su aporte al conjunto urbano, dependerá –dijeron nuestros socios-, de la cultura, de la sensibilidad del proyectista y de la comprensión y valoración que haga sobre la obra; dependerá de los requerimientos del propietario, bien asesorado, y lo dará la intervención.

5. ¿Cuál sería el límite de la intervención en edificios de patrimonio moderno para adaptarlos a nuevos requerimientos?
Incorporación de nuevas tecnologías con mínimas alteraciones formales
Respuesta a nuevas necesidades con lenguajes contemporáneos
Otros (especifique)

El 80% se inclinó por la incorporación de nuevas tecnologías con mínimas alteraciones formales, que puedan dar respuesta a las nuevas necesidades, sin desvirtuar sus valores.
El 20% restante no respondió

6. ¿Considera posible que habiendo comprado un edificio no catalogado,
el propietario no pueda disponer libremente de él, aún cumpliendo con la
ley y los reglamentos?

Si, porque se trata del patrimonio urbano y cultural de toda la sociedad.
No, porque lesiona sus derechos de propiedad
Otros (especifique)

El 30% consideró que si, porque se trata del patrimonio urbano y cultural de toda la sociedad, siendo el Estado el responsable de responder por la falta de protección previa y del resarcimiento al propietario por la restricción posterior al dominio.
El 70% opinó que sin mediar catalogación previa, la imposibilidad de disponer libremente de él lesiona los derechos de propiedad. Las opiniones coinciden en que si se trata de patrimonio urbano y cultural reconocido como tal por la sociedad, lo que corresponde es promover por las vías pertinentes su catalogación.

LEGISLATURA DE A CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES

PROYECTO DE LEY

Art.1º: Catalógase con Nivel de Protección “Cautelar” en los términos del Artículo 10.3.3 del Capítulo 10.3 “Catalogación” del Código de Planeamiento Urbano, el inmueble sito en Arribeños 1308, Parcela 31d, Manzana 31, Sección 23.

Art.2º: Incorpórase el inmueble catalogado por el Art. 1º al Catálogo previsto en el Capítulo 10.3. “Catalogación” del Código de Planeamiento Urbano.

Art.3º: El Poder Ejecutivo, a través de la Dirección General de Fiscalización de Obras y Catastro dependiente del Ministerio de Gobierno, deberá asentar la catalogación establecida por el Artículo 1º en la Documentación Catastral correspondiente.

Art. 4º: Cúmplase con los Artículos 89 y 90 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Art. 5º: Comuníquese, etc.

FUNDAMENTOS

Señora Presidenta:

El presente proyecto propone la catalogación de la obra ubicada en Arribeños 1308, proyectada por el arquitecto Clorindo Testa para Guido Di Tella, que ha desarrollado su actividad profesional en nuestro país desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad, siendo uno de los arquitectos más significativos durante este periodo.

En su obra predominan proyectos y programas complejos, que incluyen edificios administrativos y gubernamentales, bancos, complejos culturales, hospitales, viviendas individuales y edificios comerciales en menor proporción.

Dentro de su desarrollo profesional pueden distinguirse tres etapas. En la primera de ellas, que abarca desde 1947 a 1959, puede distinguirse claramente la influencia de Le Corbusier, predominando en sus obras el uso de la planta libre, las fachadas de parasoles de hormigón y las cubiertas independientes.

La segunda etapa comprende los 1959 a 1980 aproximadamente y se caracteriza por una gran expresividad plástica, utilizando el hormigón armado al máximo de sus posibilidades.

La tercera etapa se extiende desde 1980 hasta la actualidad y en ella se aprecia la coexistencia de varios órdenes compositivos, con algunos rasgos deconstructivistas muy marcados.

Al margen de los periodos que pueden distinguirse a lo largo de su obra, la misma puede reconocerse por la presencia de ciertos rasgos y elementos comunes a todos ellos.

“La obra de Testa tiene una vocación vanguardista, vale decir que tiende a poner en cuestión la organización y los valores sociales y profesionalmente aceptados de la disciplina. El propósito de esta puesta en cuestión es el de generar un extrañamiento, una distancia entre la obra y el observador que liquide la inercia de la percepción cotidiana”

Con este objetivo, Testa descompone el programa y sus componentes y lo organiza de otro modo. Sus obras niegan la imagen que el espectador espera para la función a la que están destinadas. La creatividad, la innovación y la búsqueda caracterizan a este arquitecto.

La casa “Di Tella” fue construida en 1968 junto con los arquitectos Irene Van Der Poll y Luis Hervia Paul. El comitente estableció sólo dos condiciones: contar con un estudio privado con acceso independiente y un depósito para cuadros y que la obra debía alojar la heterogénea colección de arte del dueño.

La vivienda, que surge de una reinterpretación de la casa tradicional porteña, fue resuelta en un solo nivel y se ubica detrás de un frente de tapia, en el que se puede observar claramente la puerta de acceso como elemento clave de la composición. Parte de la casa chorizo doble, y cuenta con dos patios centrales y uno al fondo. Estos son los que organizan la composición, entendiendo los espacios como unitarios y continuos. De esta manera se plantea un recorrido caracterizado por los desniveles y la iluminación cenital y lateral, que le da a la obra un aspecto cueviforme.

La casa cuenta con un estudio al cual se puede acceder en forma independiente desde el acceso principal, que tiene a su vez comunicación con el comedor. Los espacios sociales y de trabajo se ubican en la parte delantera de la vivienda, articulados por los patios centrales. En la parte posterior, se encuentran los dormitorios con vistas al patio trasero.

La fachada, al igual que otras tantas obras de este arquitecto, es de hormigón a la vista con la textura del encofrado como recurso compositivo. Los planos y líneas simples caracterizan a la misma.

El Código de Planeamiento urbano el valor arquitectónico se otorga a los elementos poseedores de calidades de estilo, composición, materiales, coherencia tipológica y otra particularidad relevante; el valor histórico-cultural, lo ostentan aquellos elementos testimoniales de una organización social o forma de vida que configuran la memoria histórica colectiva y un uso social actual y el valor singular, que se refiere a las características irreproducibles o de calidad en cuanto a los aspectos técnicos constructivos o el diseño del edificio o sitio, y el inmueble propuesto para catalogación reúne todas estas condiciones.

De acuerdo a estas definiciones, se considera que el inmueble objeto del presente proyecto de ley posee indudable valor arquitectónico, histórico-cultural y singular, siendo especialmente necesario preservarlo como ejemplo paradigmático de los diversos procesos de la evolución de la arquitectura de nuestra ciudad.

Pero el valor de este edificio reside también en que es obra del reconocido arquitecto Clorindo Testa, uno de los más influyentes en la producción nacional que además es artista plástico y esta influencia se evidencia en sus obras. “Sus obras (arquitectónicas) son de una originalidad indudable y de una fuerza sorprendentes. Pero además Testa es un plástico, que desde comienzos de la década del 50, imprime en cuadros, instalaciones y esculturas, su personal percepción de la forma, el color y la vida. Pintor y arquitecto son una misma persona, y toda su obra es el reflejo de esa misma inquietud creadora, del mismo lápiz ansioso sobre el mismo bloc de papel sobre el que Testa concibe sus creaciones.”

Clorindo Testa nació en Nápoles, Italia, en 1923 y a los cinco años se trasladó con su familia a la Argentina. Estudió Arquitectura en la UBA, donde se graduó en 1948. Poco después ganó una beca de estudios y recorrió Europa durante cuatro años. A su regreso de Italia, comenzó a desarrollar su carrera de arquitecto, con la influencia de Le Corbusier, según él mismo reconoce. Formó parte del estudio que preparaba el Plan Regulador de Buenos Aires dirigido por Jorge Ferrari Hardoy, donde también participan Juan Kurchan, Antonio Bonet y Ernesto Rogers entre otros.

Como pintor, en 1952 realiza su primera muestra individual en la Galería Van Riel. Hacia 1957, forma parte del grupo 7 pintores abstractos, que expone en la Galería Pizzarro. Luego actúa con el grupo BOA. En 1960, realiza una muestra con el Grupo de los cinco, junto con Fernandez Muro, Sarah Grillo, Sakai y Ocampo. Y en 1961 obtiene el Premio Nacional de Pintura del Instituto Di Tella. Desde entonces se suceden exposiciones como pintor entre las que se destacan Retrospectivas en el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires en 1997 y la VI Bienal Internacional de Arquitectura de Venecia, Italia (1996), entre otras.

En 1976 fue nombrado “Académico de Número” en la Academia Nacional de Bellas Artes. También fue Profesor Honorario de la Facultad de Arquitectura de la UBA, en 1996; y en 1996 la misma universidad le concede el Doctorado Honoris Causa. En concursos, obtuvo el Primer Premio para la construcción del Colegio de Escribanos (1997); el Primer Premio en el Concurso Nacional del Edificio Sociedad Hebraica Argentina (1994) y una Mención en el Concurso Nacional de Ideas, para la remodelación de la zona de Puerto Madero en Buenos Aires (1992). “Clorindo Testa: pintor y arquitecto”, de Jorge Glusberg, es el libro que recorre toda su carrera de pintor y arquitecto. Recibió el Premio Konex de Platino en Arquitectura en dos ocasiones, 1982 y 1992.

Testa es autor de algunas de las obras más paradigmáticas de Buenos Aires como la Bioblioteca Nacional y el ex Banco de Londres (ambos catalogados), el Hospital Naval, la remodelación del Centro Cultural Recoleta y el Buenos Aires Design Center, el Auditorio de la Paz y los proyectos aún no finalizados de la Ciudad Konex y la ampliación de la Universidad Di Tella. También ha realizado importantes obras en el resto del país como el Centro Cívico de Santa Rosa en La Pampa, los balnearios de La Perla en Mar del Plata, la casa “Tumbona” y la Biblioteca de La Pampa.

UP Sinteplast